noviembre 26, 2015

Letzter Tag

Era de noche, alrededor de las once, cuando las palabras se volvieron más claras y dejaron de esconderse tras el pesado manto de la diferencia. Fue mi último día de clases, con certificado en mano y sin saber muy bien qué significaba dicho avance como vivencia real más allá del nivel expresado como fórmula. 

Ninguno de nosotros había nacido con un segundo idioma, ninguno había tenido la oportunidad de entender otra manera de nombrar las cosas hasta ese momento. La vida nos había sucedido siempre del mismo modo, con el mismo nombre y género, con el mismo orden y núcleo, el mismo código. 

Leí la letra de esta canción, vi el video y no fui capaz de detener el llanto. Es un texto hermoso y absoluto que por fin entendí. No lloré sólo por lo que la canción dice ni por la interpretación en ballet. Entender es un momento poderoso que también me emociona.




"¿Se sabe cuántas veces un corazón puede romperse?
¿cuánto sentido tiene la ilusión?
¿Vale la pena sentir?

¿Cuántas lágrimas pasan por un canal?
¿vivimos otra vez?
¿por qué despertarse?
¿qué cura el tiempo?

Yo soy
tu séptimo sentido
tu doble fondo
tu segundo rostro.
Tú eres un inteligente pronóstico
principal esperanza
una luz en la noche
donde sea te encuentro y te amo...
"

(y sigue...)